19 oct. 2012

¿Demasiada publicidad?

Los límites de la publicidad son claros en las retransmisiones deportivas.
En partidos de fútbol o baloncesto, por ejemplo, están permitidos los anuncios durante el intermedio, los descansos o en momentos en los que el juego está detenido. Pero en eventos en los que no existen pausas naturales o interrupciones objetivas, el corte es complicado. En estos casos, la ley permite la pantalla compartida: en una parte se insertan anuncios y en la otra continúa la retransmisión. Esta técnica se utiliza, sobre todo, en deportes como las carreras de motos y la fórmula 1.

Un informe del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) advierte de incumplimientos durante las emisiones de las carreras que emiten Telecinco y Antena 3 del Mundial de motociclismo y de los grandes premios de fórmula 1, respectivamente. Este organismo insta al Ministerio de Industria, al que compete el control tanto de los contenidos como de la publicidad televisiva, a que tome medidas por lo que considera una vulneración de la ley.

Para el estudio se ha visionado una retransmisión de cada canal. En ellas, los bloques con pantallas compartidas se abren y se cierran a pantalla completa. En Telecinco se detectaron 10 bloques (siete sin que el evento estuviera parado y tres entre el final de la carrera y la entrega de premios), y en Antena 3 cuatro bloques, siempre con la carrera en curso. "Durante toda la emisión del bloque, el audio es el correspondiente a los diferentes anuncios y no aparece ningún rótulo que indique el carácter publicitario del contenido”, señala el organismo.

Ambas cadenas defienden la legalidad de las emisiones, e incluso Telecinco arremete contra el organismo.

El artículo completo podéis leerlo aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario