20 feb. 2013

Un adelantado a su tiempo.

Si os digo croma seguro que la inmensa mayoría sabéis, aunque sea de lejos, de qué os estoy hablando. Pero si en cambio os digo Petro Vlahos creo que ni os sonará. Pues bien, éste pionero de los efectos especiales murió hace hoy diez días con 96 añitos de nada y habiendo registrado más de 35 patentes por sus creaciones.

Desarrolló la técnica del chroma key para la película Ben-Hur en 1959 y ganó un Oscar en 1964 por los efectos de Mary Poppins. Fundó en 1974 la empresa Ultimatte, con la que consiguió otro Oscar honorífico en 1993, y a día de hoy continúa siendo uno de los principales referentes de la industria del cine y la televisión.

Desde aquí esperamos que éste genio descanse en paz para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario