18 nov. 2014

Novedades.

La tecnología debería hacernos la vida más fácil, pero cuando la necesitas... no funciona.
En realidad normalmente funciona, pero el hecho de que el 1% de las veces no sea así nos marca la existencia.

Bueno, fuera bromas. Os traigo un par de inventillos cuya intención es ésa, facilitarnos la vida un poco, sobre todo el primero. Si alguna vez habéis hecho un timelapse sabréis de lo que os hablo.

Pico es un ingenioso dispositivo diseñado para ayudarnos a programar timelapses con nuestra cámara de fotos utilizando una interfaz táctil muy simple a la que accedemos a través de nuestro teléfono móvil. Lo que pretende es ahorrarnos la tediosa y a menudo algo complicada programación que nos ofrecen las cámaras y, de paso, ofrecernos un abanico de opciones aún más amplio.

Los diseñadores de este dispositivo han conseguido introducir toda la electrónica necesaria para hacerlo posible en el pequeño «pinganillo» que podéis ver en la imagen.

Para programar los parámetros de nuestro timelapse lo primero que debemos hacer es conectar Pico a la salida de auriculares de nuestro smartphone e introducirlos a través de la aplicación diseñada expresamente para ello. Una vez que los datos del timelapse estén grabados en el pinganillo pueden transferirse a la cámara de fotos conectándolo a través de un cable suministrado con Pico que en un extremo tiene un conector minijack y en el otro uno micro-USB. Y listo. Una posibilidad interesante de este ingenio consiste en que, si no tenemos un smartphone a mano, puede comportarse como un intervalómetro convencional que puede ser programado ejerciendo una ligera presión sobre su superficie.

Los responsables de Pico han recaudado casi el 40% del dinero que necesitan para poner su proyecto en marcha, y aún tienen por delante casi dos meses de campaña.

Toda la información aquí.


Os decía que sobre todo el primero por que el segundo viene a ser un modelo ultracompacto de cámara de acción, un sector dominado por las GoPro, pero que pretende entrar en la guerra de mercado de la mano de Polaroid, la archiconocida empresa de fotografías instantáneas.

La pequeña PolaroidCube (un cubo de 35 mm de lado) captura vídeos de 1080p y realiza fotografías de 3MP con un lente que tiene un ángulo de visión de 124 grados. Soporta hasta 32 GB de memoria externa en una Micro SD. Es resistente al agua (hasta 10 metros) y tiene disponibles siete accesorios de monturas.

Como particularidad la base de la cámara tiene un imán muy fuerte, por lo que la cámara se puede adherir de forma segura a diferentes superficies metálicas... lo que me da montones de ideas :D

La batería dura hasta 90 minutos y se carga a través de un calbe USB.

Ya se puede comprar por 100 dólares a través de Photojojo (EE.UU).

Mas detalles aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario