25 feb. 2015

El secreto de Birdman.

Acaba de proclamarse como la mejor película del 2014, y yo realmente quedé cautivada con Birdman el día que estaba sentada en mi butaca en el cine.

La película de Alejandro González Iñárritu es grande, muy grande, por que es un proyecto ambicioso.

Desde el instante cero todo se construye como una larga, muy larga y continua toma. Un plano ininterrumpido de dos horas que si ya de por sí es complicado, se hace incluso más cuando la acción se desarrolla en diferentes momentos y ubicaciones a lo largo de varios días.

El genio de Emmanuel Lubezki se llevó su merecidísimo Oscar como mejor director de fotografía y no es para menos, con esos planos secuencias espectaculares que le caracterizan, sobre todo en ésta película.

A parte de una realización impecable, el secreto radica en el colorista digital Steve Scott. Puede no parecer un papel decisivo pero la manipulación del color para que coincidan los disparos, al mismo tiempo que se da a cada escena un aspecto único, es algo le ha dado el resultado soberbio que tiene. Os invito a ver el siguiente video.



Más detalles para los curiosos aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario