30 may. 2016

La galaxia digital española está atascada.

He dado con ésta problemática y he tenido claro que había que dedicarle, como mínimo, una entrada en Houseguay.

Estamos en un tiempo en el que muchísima gente no consigue trabajar para sacar a los suyos adelante, y cuando leo esto es cuando me doy cuenta de que en realidad el mercado laboral está en pleno giro de 180º.

Si nos fijamos un poco en el tipo de empleabilidad que viene destacando últimamente vemos cómo el perfil más demandado es el de estudiantes especializados en algún campo, sobre todo en áreas técnicas y que hablen varios idiomas. Muchas, muchísimas de las profesiones ofertadas son nuevas, y se antoja complicado encontrar profesionales con la formación necesaria para desempeñarlas.

No deja de crecer el número empresas punteras en nuestro país, pero se encuentran a menudo con que no encuentran en la provincia perfiles (de empleos) para nuestras empresas. Los tenemos que traer de Madrid, Barcelona e, incluso, de otros países, lo que supone mayores costes que pueden hacer bajar la competitividad en un mundo globalizado.


En éste nuevo nicho de mercado digital se recalca que la formación es muy específica y casi a medida de cada negocio, pero para eso es necesario interés y apoyo político.
En Alicante, por ejemplo, serán las propias empresas las que realicen la formación de los jóvenes, pero con los recursos económicos del departamento de Empleo del Consell. Por su parte, las compañías deberán contratar a un porcentaje de las personas que han pasado por los cursos.

La conclusión a la que llegamos es que el avance de la digitalización en España está seriamente atascado por la escasez de perfiles tecnológicos y digitales que hacen falta.

El cambio radical del mercado de trabajo supondrá una oportunidad para los empleados más cualificados y con formación tecnológica, en detrimento de los profesionales menos creativos y dedicados a tareas más mecánicas.
Con la digitalización van a desaparecer varios millones de puestos de trabajo que existen actualmente, pero se van a crear otros dos millones de ocupaciones nuevas, con perfiles completamente distintos, en los próximos cuatro años, según el estudio The Future of Jobs del Foro Económico Mundial.

El futuro es de los jóvenes, inquietos, creativos y con ganas de comerse el mundo. Así que desde aquí mi mensaje de ánimo para todos los que no encuentran lo que buscan, ¡que está ahí! Y si no está aún lo estará más adelante, así que es momento de formarse, de aprender y de absorber todo lo posible, por que el futuro es nuestro.

Más detalles aquí, aquí y aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario