1 jun. 2016

Conociendo a Misha Gordin.

Empezamos con una profunda reflexión fotográfica:
...No es nueva la idea de manipular imágenes fotográficas. De hecho, en cierto grado, toda imagen se manipula. El verdadero poder de la fotografía surge cuando la realidad alterada se presenta como existente, y se da por supuesta. Una imagen evidentemente manipulada acaba siendo engaño que muestra la carencia de comprensión del particular poder que posee la fotografía: grabar fehacientemente en nuestro subconsciente que lo capturado por la cámara ha existido. En el mejor ejemplo de la imagen exitosamente manipulada, nunca surgiría la pregunta “¿Es esto real?
Una reflexión que hace, sobre la manipulación de las imágenes, Misha Gordin. Un hombre que, desde mucho antes de que diera un golpe en la mesa la fotografía digital, trabaja en el laboratorio con decenas de negativos hasta crear su propio mundo conceptual, un proceso puramente artesanal para conseguir esas imágenes surrealistas en blanco y negro que recrean la fragilidad de la naturaleza humana en un mundo donde la vida parece un misterio, y la muerte una certeza.


Misha Gordin nació en Rusia en 1946 pero tras años de descontento con las autoridades comunistas marchó a Estados Unidos. Ahora tenéis la posibilidad de disfrutar de todo lo que a creado desde entonces a través de lo largo y ancho de la red.
Podéis leer más sobre él pinchando aquí, aquí, aquí o aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario