11 may. 2015

Eternos debates en la fotografía actual.

En fotografía tenemos tres o cuatro debates abiertos que son eternos: que si equipos caros, que si no, que si es arte, que si no, que si procesado, que si no...

Hace unos pocos días veía cómo una publicación de una imagen en *.jpeg, tal cual había salido de la cámara, era suficiente para encender la mecha del tercero de los debates que os he planteado antes. Porque obviamente hay gente que procesamos nuestro trabajo con programas digitales, al igual que hay detractores que no comparten ésta práctica, pues entonces la fotografía pierde su pureza.
¿Y qué es la pureza de una fotografía? Pues no sé, eso tendrá que decidirlo cada uno en sus imágenes.

Respecto a todo ésto, os enlazo a una interesantísima opinión la cual suscribo totalmente, pinchad aquí.

Y ahora, en unas pocas líneas os explico lo que yo pienso de todo ésto.

Siempre he dicho que la cámara no hace al fotógrafo, que las fotos buenas están en el ojo de uno y si no están... un equipo caro no va a solucionarlo, y aún menos si no sabemos explotarlo debidamente.

Para mí la fotografía SÍ que es arte, por supuesto que lo es: es cómo ve alguien la luz en una situación/contexto/sujeto(s), es una manera más de expresarse (como puede ser escribir, componer, pintar... en definitiva, crear). Precisamente por ello estoy a favor de postprocesar el trabajo cuanto sea necesario hasta que transmita lo que se anda buscando, y más teniendo en cuenta las labores que se podían llegar a hacer en el cuarto oscuro en otros tiempos, pues trabajar con un *.RAW viene a ser el equivalente de trabajar con un negativo, aunque el laboratorio actualmente sea digital.

Anotaciones de Pablo Inirio para su trabajo en el laboratorio analógico.


Lo que sí veo son diferencias claras entre los niveles de procesado.
Si coges tu imagen y simplemente la retocas (colores, saturación, contrastes, nitidez.... o lo que tú quieras) desde mi punto de vista lo que tenemos entre las manos es una fotografía, con todas sus letras. ¿Y por qué?
Por que nuestro equipo nunca va a ver lo que tenemos en el encuadre tal y como lo ve nuestro ojo, y viceversa.
HDR de Daniel Bollwerk
Por poner un ejemplo simple, nuestro ojo tiene una visión HDR del 15, y en una imagen digital sólo podremos conseguir algo parecido con el procesado.

Así que lo ideal yo creo que es conseguir capturar la imagen lo más fiel posible a nuestra idea, la que queremos expresar a los demás. Y después, terminar el trabajo en el ordenador.

Arte Digital de Marco Escobedo
Si en vez de esto lo que prefieres es hacer montajes, creaciones, collages... creo que ya es otro nivel, arte digital más que otra cosa, un arte que puede englobar varias de las demás artes: fotografía, ilustración o lo que quiera el propio artista.

Ahora que ya me he quedado a gusto me encantaría que compartiérais vuestro parecer con todos los seguidores de Houseguay. Estaré encantada de leeros.

Al hilo de todo ésto, y como curiosidad, os dejo un spot noruego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario